Pensamiento de la semana


Pensamiento del mes


"Un hombre puede ser un ingrediente crucial para un equipo, pero un hombre no puede hacer un equipo."

Kareem Abdul-Jabbar


lunes, 21 de marzo de 2016

RESILIENCIA DEPORTIVA EN VENEZUELA: VIENEN COSAS MEJORES





“Esperamos el tiempo del Suramericano para conocer el potencial y el valor del fútbol femenino. Ellas existen, están aquí desde hace ocho años. Dense cuenta de lo que venimos haciendo. El fútbol femenino goza del desprecio, el desinterés y la falta de apoyo…”  
  Kenneth Zseremeta. Director Técnico Selección Sub17 femenina.


                El deporte, en Venezuela y el mundo, constituye un escenario de historias increíbles, hazañas heroicas y ejemplos de lucha donde el trabajo, el compromiso y las “ganas de echar pa ante”  se sobreponen a las más duras dificultades frente a las cuales muchos podrían rendirse, dejando en ocasiones de lado responsabilidades propias, culpándolas a ellas de sus desgracias.

                En Venezuela, son muchos los casos que recuerdan la fortaleza y la posibilidad, en medio de las más arduas dificultades, de sobreponerse a los obstáculos y salir de ellas incluso más fortalecidos, tanto física como emocionalmente. Andrés Galarraga, pelotero insigne de nuestro beisbol, cuenta como en su duro tránsito por la enfermedad del cáncer, fue clave para el mantenerse optimista y positivo, “nada es fácil en la vida, pero cuando le pones interés y coraje a todo, siempre obtienes lo que deseas”.  Por otro lado de las canchas, están las historias de trabajo en el campo del futbol a nivel de categorías inferiores de la mano de seleccionadores como Lino Alonso,  que demuestran como el fenómeno “Vinotinto” es algo que va más allá de frases positivas o recetas de éxito a corto plazo.  Son jugadores que frente a condiciones difíciles fueron formados  desde la idea del desarrollo de la profesionalidad, del trabajo, desde hace muchos años.  Asimismo, conozco de cerca historias de grandes logros por parte de atletas de pool y billar, como Johanna Espinoza, entre otros (as), que a pesar de no contar con los recursos ideales para su entrenamiento y participación en competencias, han puesto a Venezuela en alto en las más importantes competencias internacionales. Son muchos los ejemplos, a veces no mencionados o reseñados, que invitan a pensar en la gran capacidad de nuestros atletas de sobreponerse a dificultades. 

Más recientemente, el logro de las llamadas “chicas superpoderosas” de la selección de futbol femenino sub17 y la ejemplar historia de Yulimar Rojas y su campeonato en Salto Olímpico, me permiten, desde una mirada externa y con una gran admiración y respeto frente a todas estas historias, pensar en el concepto de la resiliencia deportiva como proceso individual y grupal que ha estado presente en nuestros atletas. Hablo de proceso, porque si bien el concepto de resiliencia en la actualidad se debate frente a su consideración como un rasgo de personalidad o como un proceso de desarrollo dinámico, la segunda aproximación permite pensar en la misma como una capacidad que se desarrolla con el tiempo a partir de las interacciones del sujeto y el medio que lo rodea. 

                La resiliencia es un constructo teórico que hace referencia a la cualidad que se desarrolla en los atletas a partir de la interacción de distintos factores de carácter individual, familiar y social. En esencia, es una habilidad individual (¿y grupal?) para mantener, relativamente estable, los niveles de funcionamiento y competencia, así como experimentar una adaptación positiva una vez pasado la exposición a una adversidad significativa. Un aspecto fundamental en el proceso de resiliencia se basa en la evaluación positiva y la forma de pensar que tienen estos atletas frente a las dificultades. La situación estresante, representa para ellos una situación motivante, un reto,  una oportunidad de crecimiento, no una amenaza. 

                De esta manera, la adversidad se convierte en una vía que permite mejorar los recursos personales, obteniendo de ella aprendizaje, valores, una perspectiva ampliada de vida, motivación para ayudar a otros, dar importancia al apoyo externo (escuchamos, en muchas entrevistas, a las muchachas de la vinotinto llamando a que la gente llene el estadio y las apoye desde las gradas), fortalecimiento y mejora.

                Desde la psicología del deporte, se han investigado algunas características individuales y grupales que pueden contribuir al desarrollo de la resiliencia. A nivel individual, destacan por ejemplo rasgos de la llamada “personalidad positiva”, tales como el ser extrovertido, optimista, mantener una estabilidad emocional y alta disposición a vivir nuevas experiencias. También destacan la concentración y la confianza. A nivel grupal, resulta fundamental en el desarrollo del perfil resiliente el apoyo social percibido por parte de los atletas. Este proviene del ambiente inmediato y más cercano, tal como lo es la familia, los entrenadores, los compañeros de equipo y el personal de apoyo.  Otras variables grupales que considero contribuyen a la resiliencia son la cohesión, el compromiso del grupo con sus objetivos, su capacidad de disfrute y un liderazgo sólido y positivo. Un destacado psicólogo deportivo venezolano, Manuel Llorens, destaca una característica grupal interesante, la capacidad de crecimiento continuo de un equipo, que también puse estar asociada con la resiliencia. Todos estos son temas que siguen siendo parte de la investigación en el área de la psicología del deporte.  La resiliencia también supone que es necesario exponerse a cierto riesgo controlado, ensayar y errar para poder desarrollar la confianza y la tolerancia a la frustración y promover la iniciativa para hacer frente a las dificultades de manera autónoma.

                Al escuchar la historia de vida de Yulimar Rojas, llena de dificultades socioeconómicas y familiares, el concepto de resiliencia y lo que he reseñado hasta el momento se resume en sus declaraciones: “Me siento orgullosa de todo el trabajo que hemos hecho, de todo lo que hemos logrado, pero me gusta pensar que esto es solo el comienzo, y que vienen muchas cosas mejores”
 
                Para finalizar, dejo algunas de las declaraciones dadas en estos días acerca de nuestras chamas “superpoderosas” de la Vinotinto Sub17 femenina de Futbol.

“Es una jugadora muy completa, ojalá podamos contar con más talentos como ella, ‘talentos silvestres’ como les decimos nosotros. Estaba en un barrio de Valencia y luego pasó a jugar fútbol organizado. Pero antes jugaba en la calle fútbol con sus amigos. Es la esencia del ser venezolano” Manuel  Sumoza sobre Daniuska Rodriguez.

“He progresado técnicamente, también soy mucho más rápida que antes en la toma de decisiones dentro del campo. Y, por último, tengo más confianza en mis capacidades”. Daniuska Rodriguez

"Estoy agradecida con el público asistente y con mis compañeras por cada pase que me dan", Deyna Castellanos. Capitan

“Dimos todo en la cancha, el corazón, la vida… Nosotros sin apoyo sin nada seguimos entrenando, entrenamiento a entrenamiento, sol, lluvia, lo que caiga, y bueno aquí están los frutos, estamos calificadas al Mundial… Doy gracias a Dios, y a mi familia que siempre me apoyo”. Maria Gabriela Garcia

domingo, 23 de agosto de 2015

Psicologia en accion 2: Experiencias en Psicodrama y la Psicologia del Deporte.




  La Psicología del Deporte como ciencia aplicada a desarrollado un bagaje importante de investigación que nos ha permitido identificar y comprender una cantidad importante de destrezas psicológicas que caracterizan al atleta de alto rendimiento. El marco teórico y de intervención clásico en el entrenamiento y preparación de estas habilidades tales como la atención y la concentración, el manejo de los niveles de activación, la confianza y la regulación emocional, ha sido el marco cognitivo - conductual. Sin embargo, propuestas teóricas alternativas tales como el Mindfulness, la Psicología Narrativa y el Psicodrama pueden aportar mucho en la comprensión e intervención de dichas habilidades psicológicas, tal como lo revelan recientes investigaciones en este campo relativamente novedoso de la Psicología. Un trabajo pionero en el área del Psicodrama y la Psicología del Deporte es el de la psicodramatista brasilera Gisela Sartori Franco (2001), quien publico en la Revista de Psicología del Deporte de la Universidad Autónoma de Barcelona una interesante y reflexiva experiencia, con quien compartimos su visión acerca de que el trabajo psicodramático tiene una implicación ética importante, y no debe ser usado como una técnica que por su impacto visual, escénico o alegórico busque simplemente "movilizar a un grupo" (o individuo) sin tomar en cuenta primero lo que el grupo pueda estar realmente necesitando o pidiendo.
 
Durante el transcurso de este año, la Unidad Focus ha desarrollado experiencias que contribuyen con el avance de una metodología de trabajo innovadora en el área de la Psicología del Deporte.  Junto con la colaboración de aliados importantes como el Msc Alessandro D´ Amico, presentamos en la Universidad Central de Venezuelaen el marco de la I Convención de Psicológos el taller "Psicodrama Aplicado Al Deporte", donde compartimos con un grupo de estudiantes de psicología y algunos deportistas nuestra visión y metodologia de trabajo psicodramático a través de ejercicios de caldeamiento, juego de roles y juegos dramáticos como el denominado "Postura Mia", que busca explorar la importancia del cuerpo y el movimiento como parte fundamental de la vivencia emocional del atleta y del desarrollo de la espontaneidad, "Proyección a Futuro" donde a través del Psicodrama se puede practicar una habilidad psicológica muy investigada y aplicada en la Psicología del Deporte como lo es el establecimiento de metas, así como algunas demostraciones del uso del Psicodrama Bipersonal (aquel que se lleva a cabo entre dos personas, terapeuta y protagonista en ausencia de yo auxiliares) en el trabajo individual con atletas.

Asimismo, en trabajos aplicados con diversos clubes e instituciones deportivas, hemos encontrado valioso poder implementar planes de preparación psicológica con atletas a través del uso de técnicas psicodramáticas en su entrenamiento. En el caso de un club de beisbol infantil, fue interesante poder reflexionar acerca de los problemas de comunicación, cohesión y liderazgo existentes en el equipo a través del desarrollo de escenas sociodramaticas donde el grupo como protagonista pudo en la acción contactar y problematizar acerca de cual era su actitud durante los entrenamientos y las competencias, así como tambien promover formas de solución desde la misma acción, sirviendose los mismos miembros del equipo como Yo Auxiliares que permitian al Psicólogo Deportivo, en este caso Director Psicodramático, hacer uso de técnicas tales como el espejo, el doble y el reverso de roles para ayudar a la resolución del conflicto en escena.

 Como hemos mencionado en otras publicaciones en este blog, en el deporte juvenil el impacto y la influencia de los padres puede ser de suma importancia para el rendimiento y vivencia emocional de los atletas en formación. En este sentido, el uso de la técnica del reverso de roles y el ensayo a traves de viñetas psicodramáticas en talleres con padres, ha resultado provechoso para generar espacios de reflexión y discusión acerca del rol de los padres de formas novedosas y productivas.

 Una de las habilidades más investigadas en el área, la visualización, es una técnica que puede cobrar mucho más significado y potencia a través de su uso combinado con la técnica psicodramática. En el trabajo individual con nuestros atletas, el construir una escena que permita una vivencia más proxima a la realidad a través del uso del escenario, los objetos intermediarios y la acción en el cuerpo, permiten generar las condiciones de una visualización mucho más cercana  a la experiencia de entrenamiento necesaria para reforzar ciertas habilidades técnicas, físicas y psicológicas. En Focus hemos encontrado que esta forma de realizar la visualización, que la llamamos "visualización en acción", ha resultado útil y provechosa para nuestros atletas en diversas disciplinas, de acuerdo a sus propias valoraciones y resultados.

  Las posibilidades que se pueden seguir desarrollando para nuestra disciplina y nuestros atletas a través del estudio más sistematizado y mayor comprensión del impacto del Psicodrama en la preparación psicológica de atletas y personas asociadas al mundo deportivo es un reto que asumimos desde Focus, impulsados por la chispa de la creatividad y esponteneidad que caracteriza al Psicodrama, y agradecidos con todas aquellas personas que han colaborado con nosotros a través de sus conocimientos, experiencias y confianza en nosotros como Unidad de Psicologia del Deporte del Grupo Cima Bienestar Psicológico.



miércoles, 1 de abril de 2015

Psicologia en accion: Encuentros del Psicodrama y la Psicologia del Deporte

 Era una tarde cálida en un domingo caraqueño, en una casa que se ha convertido en un hogar donde en el encuentro con el otro exploramos y compartimos nuestras mas intimas historias, cargadas de emoción, luces y sombras.  Caminaba junto con mis compañeros mientras explorabamos paso a paso una serie de pensamientos, imágenes y emociones ligadas a nuestro futuro, que proyectamos en el y cuales son los senderos y obstaculos que en el visualizamos. Fue ahi, en una sesión psicodramática, donde tuve el privilegio de ser dirigido por un gran maestro y materializar en la acción el nacimiento de un proyecto que hoy dirijo, fue ahi donde nacio FOCUS, el Centro Psicológico de Alto Rendimiento Deportivo del Grupo Cima. Focus lleva, como marca de nacimiento, el espiritu del psicodrama en su misión, visión y metodología de trabajo en el deporte. El psicodrama permite una mirada alternativa mediante la cual la psicología del deporte puede crecer y expandirse. Hoy, dia del psicodrama, me permito compartir con uds unas reflexiones ligadas al uso del psicodrama en el deporte y una breve reseña de este modelo teórico.

 Muchas veces he escuchado de profesionales, padres y hasta de los mismos deportistas con los que he trabajado que el perfil de una persona que hace deportes es, por lo general, de personas de acción más que de palabras. Esto obviamente es una generalización que quizás diste de la realidad de muchos, pero sin duda el deporte es un escenario de acción. En estos días, trabajando con un grupo de jóvenes beisbolistas, me comento el padre de uno de ellos que cuando su hijo fue informado de que un psicólogo trabajaría con ellos, le dijo: "ay papa eso es pura charla, pura habladera". Cuan necesario es la introducción de la palabra, que problematiza, genera reflexión y la concientización de importantes elementos en el desempeño de los deportistas, pero cuan dificil es a veces poder acceder a ella a través de ella, sobretodo con deportistas.

 Es en este contexto, donde el Psicodrama permite generar una alternativa a la palabra, para darle lugar a la acción. Una acción, conectada al cuerpo, que luego se convertira en reflexión compartida, en palabra sentida desde la emoción, desde la propia vivencia. En la escuela en la que me formo como psicodramatista, tenemos un dicho que siempre repetimos: "no me lo cuentes, no lo digas, hazlo". El psicodrama ofrece para mi, un espacio de encuentro entre la acción y la reflexión ideal para el trabajo con deportistas, ya que permite generar escenas donde ellos simulen sus miedos, sus conflictos, y alli en la acción, puedan generarse intervenciones dirigidas a mitigarlos, resolverlos. Es un trabajo grupal, pero también existen formas para implementarlo a nivel individual.

 A fin de conocer y entender un poco más acerca del enfoque psicodramatico, dejo a continuación una reseña general del modelo.

                                                                     PSICODRAMA

  Para poder dar un marco referencial, explico un poco mas en forma general en que consiste el psicodrama.  Primero su definición, drama viene de "acción", en este sentido, su principal representante y fundador Jacobo L. Moreno dice "es un método que sondea la verdad del alma mediante la acción. Es un método de diagnóstico y tratamiento en el que vamos mucho más allá de las dimensiones clínicas para pasar a preocuparnos igualmente de las variables sociales y trascendentales del hombre" (Moreno, J.L.1993 p.31). En este sentido, el psicodrama explora los contenidos psiquicos a través de la creación de escenas. A continuación explico su estructura y sus fases, basado en Fernandez (2013):

Estructura del Psicodrama:

1. Protagonista: "El que agoniza". Es quien ofrece su intimidad y en quien recae la acción psicodramática. El protagonista, dirigido por el Director, se irá expresando en una secuencia de escenas. A menudo puede ser el emergente grupal y es quien catalizará la energía del grupo y sera portavoz de la temática grupal.

2. Yo auxiliares: son los participantes que representan los diferentes roles: de personas ausentes, de diferentes seres animados o inanimados, necesarios para concretizar, objetivar el mundo externo e interno del protagonista. Llamados también "actores terapéuticos"

3. Audiencia: Es el grupo que participa de la acción dramática en una forma resonante.

4. Director: Denominado tambien Coordinador. Le corresponde la funcion de terapeuta, director de escenas, facilitador del proceso grupal.

5. Escenario: Es el espacio donde se desarrolla el drama y en donde se representan diversas escenas.

FASES DEL PSICODRAMA

1. Caldeamiento: Corresponde a la fase inicial, es una preparación del grupo para la acción y tiene por objetivo sensibilizar a los participantes creando un clima de espontaneidad a través de juegos, objetos intermediarios, trabajo corporal, musica, danza, dibujos u otros procedimientos.

2. Acción psicodramática: El protagonista elegido (que puede ser el grupo todo, en este caso se llamaría Sociodrama) dirigido por el director y con ayuda de los Yo Auxiliares (que pueden ser mismos compañeros de equipo, salen de la audiencia escogidos por el protagonista) ira representando diferentes escenas en las que plasmará recuerdos, diálogos consigo mismo, expresiones y reproducción de situaciones actuales, pasadas, conflictos y cualquier tema que desee explorar.

3. Compartir o sharing: Es una fase en que la audiencia toma un rol protagónico, los miembros del grupo comparten experiencias de vida, viviencias, la movilización emocional reactivada por las escenas, o bien los sentimientos suscitados desde el rol en que actuaron como Yo Auxiliar.

            Afirma Nicksa Fernandez, directora de la Escuela de Psicodrama de Venezuela: "El procedimiento psicodramático se caracteriza por una alternancia entre la narración y la actuación, de lo que puede ser un episodio de la historia de vida del protagonista, cuyas imágenes pueden provenir del pasado, presente, fantasías del futuro o de su mundo onírico. Con estas imágenes se van a crear las escenas que van a constituir, de forma concreta, los diferentes aspectos de su situación personal, con la correspondiente resonancia grupal". (Fernandez, 2013 p.31)

  La idea es que el protagonista vaya del mundo externo, a su mundo interno a través de la representación simbólica de la acción, experiencia que condiciona el proceso de cambio. Dice Fernandez (1993) "el lenguaje corporal cobra un nuevo significado al permitirnos conocer enigmas que provienen del inconsciente que de otro modo no nos sería posible conocer".

   La creatividad, el desarrollo de la espontaneidad, son objetivos terapéuticos en el psicodrama. El desarrollo del Psicodrama en la Psicología del Deporte viene creciendo, y son muchos los retos y las posibilidades que desde este marco de referencia podemos desarrollar para seguir haciendo crecer esta disciplina.

martes, 17 de marzo de 2015

Tu voz interior: ¿Aliada o enemiga de tu rendimiento?


  Hace ya unos años, en la práctica con un grupo de tenistas, hicimos un ejercicio en el cual le pediamos a cada atleta que a la competencia llevara en su bolsillo derecho un puñado de clips, y cada vez que experimentara en su interior un "pensamiento negativo", es decir, alguna voz interna que estuviese asociada con frases que perjudiquen su rendimiento y lo desconcentren, inmediatamente pasase un clip al bolsillo izquierdo. Luego de cada juego, se hacia una contabilidad de cuantos clips pasaron de un bolsillo a otro. Los resultados de este ejercicio fueron reveladores, muchos de los atletas incluso, no les alcanzaron el puñado de clips que llevaron para contabilizar todos esas voces internas "saboteadoras" que no le permitieron concentrarse y rendir adecuadamente.

  En la practica del deporte, o en cualquier contexto donde se nos presentan retos y/o desafíos que ponen a prueba nuestro performance, existen dentro de nosotros un conjunto de voces internas que nos acompañan mientras ejecutamos nuestras tareas, muchas veces estas voces son buenas aliadas, en cuanto nos recuerdan las claves y los elementos relevantes a tomar en cuenta para la tarea, nos animan y nos conectan con el disfrute de lo que estamos haciendo, pero tambien muchas veces pueden ser enemigas de un buen desempeño, y sobretodo, nos alejan del disfrute e involucración fluida de nuestra actividad. En el contexto deportivo hemos encontrado, tal como lo señalan muchas investigaciones y estudios en el área, que la relación que tiene el deportista consigo mismo, con estas voces internas, puede ser sumamante importante en el desempeño y disfrute de la actividad deportiva.

  ¿Cómo son mis voces internas? ¿Que mensajes predominan mi pensamiento cuando practico el deporte? ¿Son iguales las voces que tengo durante el entrenamiento que las que tengo durante la competencia?  ¿Hacia donde estan orientadas estas voces, cual es su foco de atención?  En cuanto esta ultima pregunta, resulta útil el aporte que realiza Mihaly Csikzentmihalyi, autor de la teoria del Flow (fluir) en su libro "Fluir en el Deporte".  Menciona que durante la practica deportiva, un atleta puede presentar distintos focos en su atención interna, unos orientadas al ego (pensamientos focalizados en ganar o perder, en compararme con otros, en la imagen personal) otros orientados a la tarea o proceso (estrategias de juego, técnicas, procesos de acción) y otros orientados al cuerpo (conexión con las sensaciones corporales, adrenalina, movimiento). Para alcanzar el estado de Flow, el autor señala que la atención debe estar primordialmente dirigida al proceso y al cuerpo, mas que al ego.

Responder estas preguntas, enfocarnos en nosotros mismos para comprender como nuestras voces internas nos ayudan o perjudican en nuestro desempeño, es una tarea valiosa para toda persona y todo deportista o grupo. Porque asi como existen voces internas individuales, pudiesen tambien existir voces internas grupales, en cuyo caso es interesante tambien, como entrenadores o dirigentes de grupos, preguntarnos, ¿que dice la voz interna del equipo? Porque muchas veces, como en lo individual, las sutilezas de esos mensajes que no se oyen pero que si existen en las dinamicas de un grupo, pueden influenciar su rendimiento y su motivación.

  Lindsay Davenport, tenista N°1 Mundial en 1998, afirmaba: "Competir con uno mismo es a menudo mas duro que hacerlo contra cualquier oponente." El reto es entonces, como ganar el partido interno, divirtiendose en el camino.

martes, 25 de noviembre de 2014

¿Ganar lo es todo? Significado del éxito en el Deporte Infanto-Juvenil

 Desde hace un tiempo, en el trabajo con deportistas jóvenes en ligas de desarrollo deportivo, ha surgido el debate con padres, entrenadores y atletas acerca de los objetivos que debe perseguir la práctica deportiva en esas edades y cual es la verdadera importancia y significado de ganar, en terminos de resultados, juegos y torneos. Muchas veces el llamado o la solicitud de una ayuda psicológica esta asociada a llevar al equipo a ganar, a que los jovenes "manejen la presión y así ganen los partidos" porque muchas veces esta la creencia implicita de que los partidos se pierden por "debilidad mental" y no necesariamente por otras variables, como por ejemplo, el nivel del contrario.
 Efectivamente, la intervención de un psicólogo deportivo puede estar dirigida a desarrollar habilidades individuales y grupales para el manejo de la ansiedad, optimizar la atención y concentración y fortalecer la confianza y motivación, sin embargo, cuando se trata de un trabajo  en el contexto del deporte Infanto Juvenil, existen factores que tambien deben ser considerados y tomados en cuenta para así realizar una intervención más efectiva y que abarque de manera integral la dinamica que puede estarse dando con un equipo o deportista individual. Hablamos en este ensayo entonces sobre lo que las investigaciones han revelado sobre el significado del exito y la influencia de los padres y entrenadores en el desempeño de los deportistas en formación.

 Comencemos entonces, como decimos aqui en Venezuela, con los "chamos" (jóvenes). En investigaciones realizadas en los EEUU y otras poblaciones a nivel mundial acerca de los motivos de participación de jóvenes en programas deportivos, se revela consistentemente que los principales motivos por los cuales practican es por diversión, mejorar destrezas, hacer ejercicio y estar en forma y hacer amigos (en ese orden). Competir, ganar, se ubica como motivo secundario a estos. Estas investigaciones se alinean con las afirmaciones que algunos autores hacen sobre lo que debe ser el objetivo de los deportes juveniles, y este es, que funcione como un medio educativo y formativo para el desarrollo de características físicas y psicosociales (tales como el liderazgo, la cooperación, la confianza en si mismo) es decir, que su enfoque sea formativo y recreativo, antes que competitivo. Cuando padres, entrenadores o atletas se enfocan en el "ganar lo es todo" se pueden entonces perder oportunidades para desarrollar destrezas, disfrutar con la participación y formarse como personas ("saber perder" puede ser algo de mucho provecho en la vida).

  ¿Que pasa entonces con el ganar partidos?  Es indudable que a todos los que nos gusta el deporte, nos gusta que ganen nuestros equipos. En conversaciones con un padre, el nos decia ¿es que ganar entonces no es importante?  ¿no debemos entonces fomentar en nuestros hijos un espiritu competitivo para enfrentar los retos de la vida?  He aqui una distinción fundamental. Un reconocido psicologo deportivo, Frank Smoll, que ha desarrollado programas de entrenamiento para entrenadores y escuelas para padres, plantea que el éxito no debe ser sinónimo de ganar partidos y que el fracaso no sea lo mismo que perderlos. La clase de exito mas importante deriva de hacer todo lo posible por ganar y esforzarse al máximo, así como aprender y desarrollar habilidades físicas y psicosociales. A los atletas entonces se les debe enseñar que nunca deben considerarse "perdedores", ni tratarlos como tal, si han puesto su máximo esfuerzo y han hecho todo lo posible por ganar. A ese padre recuerdo que le respondi, "claro que puede ser importante, pero eso ocurrira con mas probabilidad si el chamo esta disfrutando su juego".  A veces los padres,. cuando se enfocan en" ganar lo es todo", los vemos desde la banca o las gradas vociferando contra los árbitros, al entrenador, y a los propios jóvenes, interfiriendo asi con el disfrute y tranquilidad de los atletas.

  El deporte infanto juvenil ofrece un espacio de crecimiento no solo entonces para los jóvenes, sino también para los padres y representantes. Ellos pueden también lograr el éxito (de acuerdo a la filosofía planteada) conociendose más a si mismos, entendiendo sus motivaciones y deseos con sus hijos, y reflexionando acerca del vínculo que hacen con ellos a través de la práctica deportiva. Un fenómeno interesante descrito por Smith y Smoll (1989) es el de la Trampa de la Dependencia Revertida. Todos los padres se identifican en algun grado con sus hijos y por tanto quieren que les vaya y hagan bien las cosas. Sin embargo, en algunos casos este grado de identificación puede hacerse excesivo, y cuando esto sucede, los padres pueden comenzar a definir su autovalía en términos de cuan exitoso ("ganador") es su hijo o hija, por tanto la presión ejercida, conciente o inconscientemente sobre el joven, es mayor. Reflexionar sobre estos aspectos resulta fundamental en cualquier intervención en el área.


viernes, 27 de junio de 2014

Emociones mordidas. Agonistica de Brasil 2014

La actividad deportiva, en una definición proporcionada por el psicólogo del deporte Athayde Ribera Da Silva en 1970 solo existe cuando concurren tres factores: juego, movimiento y agonística.

   El juego se caracteriza por ser un acto voluntario, que surge y se desenvuelve en un mundo al margen del habitual, tiene implicito el acto creativo y posee un ritmo, un orden reglado, que es considerado por la psicología como un fenómeno fundamental en la evolución psíquica de una persona como un instrumento potente de maduración y adaptación. Proporciona una satisfacción por si mismo, a través de la eficiencia sensorial, motora o cognitiva que produce en el individuo. El movimiento, que implica la actividad conjunta de pensamiento y acción, no sólo se genera desde la motricidad, el aprendizaje de destrezas físicas, los músculos y reflejos, sino desde la sensibilidad y la emoción del individuo, por tanto, puede existir una relación entre la acción motora y la vivencia emocional del atleta, dando resultado asi a un conjunto de conductas propias y caracteristicas de cada deportista.

  La agonística, término seleccionado por el autor para describir el factor insustituible en el deporte, es todo el impulso psicológico de luchar, constituye la descarga de energía en una demostración de excelencia de toda la agresividad y tensión competitiva inconsciente. En este sentido, la agonisitica tiene un efecto catártico, una suerte de "eliminación psicológica" (o el intento a través de ella) de una tensión a través de la confrotación con un rival.

  Por tanto, la agresividad, al ser un elemento clave de la agonistica, forma parte de la actividad deportiva. Desde algunas perspectivas de la psicología, se entiende el deporte como un espacio donde la agresividad puede ser canalizada, una actividad donde esos impulsos más primitivos de lo humano pueden ser sublimados a una actividad socialmente aceptada, regulada y estructurada. En eventos recientes en Brasil, un reconocido jugador fue sancionado duramente por reincidir en una conducta fuera de la norma y heteroagresiva, al morder a un jugador del equipo rival. Este mismo jugador, hacia solo cuestión de días, fué protagonista principal al conseguir 2 goles en una victoria que daba una esperanza, pérdida en muchos de su hinchas, a su selección. En declaraciones posteriores al juego, visiblemente emocionado, declaraba Vb "estoy disfrutando este momento... por todas las criticas que recibi, aqui tienen".

 Luego de ser sancionado, se han levantado todo tipo de polémicas, hasta de carácter nacionalistas, alrededor del evento. Esto es natural, el deporte nos conecta con una dinámica psicológica de emociones muy intensas, y en Uruguay, el significado que tiene el futbol es muy valioso. En el deporte ocurre en ocasiones como en el teatro, podemos ir a una obra e identificarnos emocionalmente con un personaje, celebrar con ellos, llorar con ellos.  El intercambio emocional entre el atleta y el espectador es constante, y en ambos sentidos. Muchas veces olvidamos que los atletas también son personas, muchachos, que sienten y padecen, no son solo maquinas de meter goles o parar balones.

En este sentido, creo que es muy importante las declaraciones de Suarez en ese partido contra Inglaterra, muchas veces el manejo de la tensión y la agresividad, implicados en la actividad deportiva y en un nivel de alto rendimiento, puede sobrepasar o generar desvíos en el manejo de las emociones. Uno de los primeros psicólogos del deporte, Ferruccio Antonelli (si, italiano, casualmente) describia algunas patologías asociadas al deporte, y describe que estas conductas desviadas se dan cuando la descarga de las tensiones y la agresividad asociadas al mundo interno del individuo hallan alguna traba. La necesidad agonística del deporte implica la descarga de varios factores de tensión, "un aumento cuantitativo o cualitativo de la perturbación existencial sólo puede reencontrar el equilibrio en la victoria" afirma el autor. Y que pasa si no llega la victoria? Recordemos que el evento ocurre frente a una posible eliminación de Uruguay, en el minuto 70 del partido. Frente a un aumento de la tensión y la agresividad, producto de una situación vital única que debe ser entendida y comprendida solo por este jugador, por donde puede manifestarse esta energía? Es aqui donde la conducta puede salirse de la regla, donde un impulso se impone a la razón, donde las emociones, pueden terminar en cabezazos, o mordidas.

 Con una adecuada orientación creo que este jugador podría reencontrarse con el equilibrio que le permita seguir su carrera, la emoción y alegría que contagio este jugador a sus hinchas y compañeros de equipo en el juego contra Inglaterra, luego quedo mordida, herida, en el juego siguiente. El deporte, como la vida, da nuevas oportunidades, el tiempo dira si frente a esta crisis, no sólo el jugador, sino todo el mundo futbolístico, crece y vence estas dificultades.

jueves, 20 de febrero de 2014

El deporte como un espacio de encuentro y de paz

La definicion de Paz (del latín pax) en sentido positivo, es un estado a nivel social o personal, en el cual se encuentran en equilibrio y estabilidad las partes de una unidad. De igual forma, muchas personalidades de la historia han dado ideas claras que nos acercan a una definición y entendimiento de lo que significa la paz, tales como Martin Luther King: «la verdadera paz no es simplemente la ausencia de tensión: es la presencia de justicia» o Mahatma Ghandi, que en su extraordinaria filosofía de vida sobre la No Violencia, afirma que la paz no implica únicamente la ausencia de guerra (o conflicto) sino la concientización de la necesidad de justicia, la fraternidad y amor al projimo, la reducción al máximo del sufrimiento y daño y la organización, entre otras ideas.

El deporte como actividad humana es un recurso invaluable para desarrollar y promover la paz, citando un trabajo realizado por la UNICEF en 2003, " El deporte puede trascender las barreras que dividen a las sociedades, lo que la convierte en una poderosa herramienta para apoyar la prevención de conflictos y los esfuerzos para construir la paz, tanto simbólicamente en el ámbito global como de forma muy práctica dentro de las propias comunidades. Cuando se aplican de forma eficaz, los programas deportivos promueven la integración social y fomentan la tolerancia, ayudando a reducir las tensiones y a generar diálogo. El poder de convocatoria del deporte le convierte en una herramienta, además, convincente para la promoción y la comunicación"

Siguiendo la idea de paz como no sólo ausencia de conflicto, la competencia deportiva muestra claramente este significado. Imaginemos dos grandes equipos, de alta rivalidad, en un encuentro clave. El conflicto esta presente, la pugna por obtener la victoria lo representa, sin embargo, la violencia no forma parte del encuentro siempre y cuando exista un ambiente contenedor, que proporciona el deporte de reglas claras, que garantizan la justicia y la protección de todos los involucrados. Los valores que promueven todas las ligas y federaciones deportivas, asociadas con el juego limpio, respeto de las normas y fraternidad (tal como ocurre al inicio y final de cada encuentro, donde los competidores se saludan y despiden amigablemente). De igual forma, pueden presentarse ambientes contrarios a estos, en nuestro pais y otras partes del mundo, muchas dificultades se han visto en cuanto al comportamiento de jugadores y fanáticos, es aqui cuando el deporte también puede ser fungir como un espejo/reflejo de su sociedad. Pero es a través de el y de sus grandes potencialidades, que podemos intervenir también en la forma en como una sociedad se maneja y canaliza sus dificultades. 

El deporte da la oportunidad a las personas a través de la experiencia competitiva y cooperativa de cultivar habilidades y valores tales como la disciplina, el liderazgo, la confianza, el respeto, la tolerancia y el esfuerzo. Además de esto, son numerosas las investigaciones que asocian la practica deportiva y su impacto sobre la salud física y psicológica, particularmente con la depresión y el manejo de la ira. Permite a los jóvenes desarrollar estilos de vida saludables, convirtiendose en un factor de protección en contra del consumo de drogas o la implicación en actividades delictivas.

Finalmente, les colocamos un video de un anuncio deportivo de un equipo español que simula el encuentro entre un republicano y un nacional en plena Guerra Civil,  que ejemplifica la idea de que "el deporte une a la gente de manera que se pueden superar límites y echar abajo barreras, haciendo del terreno de juego un espacio sencillo y a menudo apolítico para que se den contactos entre grupos contrarios. Por consiguiente, el deporte puede ser un foro ideal para reanudar el diálogo social y superar las divisiones,
destacando las semejanzas entre las personas y acabando con los prejuicios". (UNICEF, 2003)  En nuestro país, un recuerdo muy emotivo fue aquel partido de fútbol que se llevo a cabo entre partidarios opositores y oficialistas en épocas de intensa protesta hace ya unos años.
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=uNxaOhr_sc0